Bienestar en tu lugar de trabajo: 4 Tips para centrarte en la oficina

Sentarse en un escritorio por más de 8 horas puede generarte problemas en tu salud, creatividad y productividad. ¡Normalmente pasamos más horas sentados en la oficina que dentro de nuestra cama! Investigaciones han demostrado que sentarse demasiado tiempo aumenta el riesgo de enfermedades del corazón, diabetes, obesidad, cáncer y depresión.

Por ello te compartimos estos 4 consejos que ayudaran a tu bienestar_

  1. Postura

Si eres como la mayoría de nosotros, eres culpable de encorvarte sobre la pantalla de la computadora. A continuación te compartimos  algunas recomendaciones para propiciar la higiene postural y el bienestar laboral en el espacio de trabajo:

Varía tu posición. Ponte de pie cada 2 horas para estirarte, gracias a esto mejorará tu circulación y reducirás las tensiones en la espalda, cuello, el cansancio y el malestar general.

Realiza tareas diferentes durante tu jornada. Organízate de tal manera que puedas pasar una hora tecleando frente a la computadora y a la siguiente hora pararte a hacer copias, lamar por teléfono o hacer alguna otra actividad que implique ponerte de pie.

Usa la silla correcta. Debes usar una silla que te dé buen soporte lumbar (en la base de la espalda), con esto aumentarás tu comodidad y reducirás el cansancio en todo tu cuerpo. Si no es tan fácil cambiarla, puedes utilizar un cojín ortopédico para ajustar tu posición.

  1. Hidratación

Este no es una sorpresa, pero necesitas hidratar tu cuerpo! Y no, tus tres tazas de café en la mañana no cuentan. No sólo la hidratación es esencial para que tu cuerpo funcione, también ayuda a contribuir a tu rendimiento cognitivo, eleva tu estado de ánimo y ayuda en la pérdida de peso.

  1. Conciencia

Es fácil quedar atrapado en el ajetreo de la rutina diaria y olvidar hacer estiramientos o que tu cuerpo está pidiendo agua. Desarrolla estos hábitos sencillamente. Establece una alarma cada hora durante tu día para realizar pequeños estiramientos y ejercicios de respiración por 30 segundos. Analiza tu cuerpo para notar cualquier área de tensión. Si identificas un área de tensión, relaja la zona para liberarla conscientemente de la presión. Escucha  tu cuerpo - puede estar diciendo que necesita un paseo, estiramiento o un vaso de agua. En poco tiempo, este check-in se convertirá en una parte instintiva de su rutina diaria. Puede que ni siquiera necesite su alarma!

  1. Respiración

El estrés sin control contribuye a la presión arterial alta y enfermedades del corazón. Así que antes de abordar la mini emergencia, intenta este ejercicio de respiración para minimizar el estrés. Simplemente inhala, sostén la respiración, exhala y sostenga la respiración durante cinco segundos cada uno. Haz tres rondas de esto, y estarás listo para abordar la situación de una manera tranquila y productiva.

Publicaciones recientes